CUERNAVACA, MORELOS.- Ante la segunda oleada de contagios por COVD-19 en el país, es necesario crear medidas de manipulación para desechos de plásticos, más que una prohibición de este material, así como impulsar la apertura de centros de reciclaje.

Datos del Centro Empresarial del Plástico (CEP), señalan que el año pasado la fabricación de bolsas plásticas mostró un incremento de hasta 200 por ciento, como consecuencia del inicio de la pandemia por COVID-19. El plástico ha demostrado ser un aliado para contener la propagación de la pandemia, a través de la fabricación y uso de bolsas para desechos hospitalarios, mascarillas, jeringas y otros dispositivos médicos esenciales.

La industria ha tomado un papel esencial en cuanto a la recolección, transportación y manejo de residuos de insumos médicos con alto potencial de contaminación por el coronavirus, por lo que es esencial concientizar a la población sobre un correcto manejo y desecho de plásticos, para evitar la prohibición y transformarlo en medidas que ayuden a mitigar la contaminación, ya sea a través de centros de recolección o reciclaje.

En el país existen 100 empresas recicladoras de alta tecnología, por lo que se considera necesario apoyar nuevas empresas que busquen ser mitigadoras del impacto ambiental.

El papel de la industria, en todo momento, ha sido el de promovert un uso responsable de este material.

Anualmente, la industria del plástico reporta a nivel nacional una facturación de 25 mil millones de dólares.

Los sectores de destino más importantes se concentran en envases rígidos y flexibles, la construcción (tinacos, tuberías y mangueras), consumo (utensilios, calzado y juguetes), así como el industrial, que corresponde a la producción de contenedores, el sector eléctrico-electrónico y el automotriz.

Por REDACCIÓN DDM / local@diariodemorelos