Tan solo el 25 por ciento de los mexicanos no ha tenido ninguna afectación económica debido a la crisis que trajo la COVID-19 a nuestro país. Así lo dio a conocer  Yo Te Presto. 

La fintech realizó una encuesta en la cual se reveló que, de quienes tuvieron alguna complicación, el 22 por ciento tuvo una disminución de sueldo, el 17.9 por ciento tuvo una baja de clientes en su negocio, el 13.7 por ciento sufrió un decremento en los ingresos familiares, al 6.3 por ciento lo despidieron, al 6.1 por ciento lo descansaron sin goce de sueldo, el 3.8 por ciento cerró su empresa temporalmente, el 0.5 por ciento cerró definitivamente y el resto tuvo distintas afectaciones.

“El panorama que vimos en este estudio fue sumamente preocupante, porque solo el 25 por ciento de las personas comentó que no tuvo ninguna afectación.

Esto, en un país en el que, como habíamos descubierto en un estudio anterior, 60 por ciento de la población no cuentan con un fondo de ahorro para emergencias”, comentó Luis Rubén Chávez, CEO de la plataforma.

De hecho, para poder sobrellevar esta situación, solo el 30 por ciento utilizó sus ahorros, mientras que el 27.8 por ciento logró conseguir ingresos extra, el 23.7 por ciento vendió un bien, el 20.8 por ciento pidió un crédito personal, el 16 por ciento empeñó un bien, el 13.9 por ciento hizo uso de su tarjeta de crédito y el 11 por ciento pidió prestado a amigos o familiares.

“Más del 60 por ciento tuvo que endeudarse para hacerle frente a esta situación, lo cual, seguramente los está llevando a tener más problemas económicos, porque los sacó del problema momentáneamente, pero seguro están pagando muchísimos intereses por ello y será un problema pagar”, explicó Chávez.

El directivo recordó que la crisis económica creada por la COVID-19 no se resolverá rápido y que lo mejor es evitar endeudarse, con el fin de reducir los problemas económicos rápidamente. “Estamos seguros, aunque esto habrá que estudiarlo más adelante, que la pandemia generará que muchas personas tengan problemas con su Buró de Crédito y, por consiguiente, para conseguir préstamos en el futuro.

Esto porque algunos dejaron de pagar o se atrasaron y no todos los que pidieron un periodo de gracia habrán resuelto su situación para cuando éste termine”, detalló el también cofundador de la plataforma. Sobre qué hicieron con sus deudas en esta etapa, el 34.8 por ciento dijo que continúo pagando normal, el 23.7 por ciento solicitó un periodo de gracia, el 9.4 por ciento tuvo que dejar de pagarlas, el 9.3 por ciento solicitó una reestructura, el 5.6 por ciento solicitó un crédito para pagarlas todas, el 2.5 por ciento solicitó una quita y el resto aseguró no tener deudas. “Hoy, más que nunca, antes de adquirir un crédito o usar la tarjeta debemos preguntarnos si realmente lo necesitamos, o no.

Me atrevería a decir que el único crédito que debe tramitarse, en este momento, es uno que nos ayude a saldar nuestras otras deudas, con una tasa de interés muy baja, con la finalidad de ahorrar en intereses y quitarnos algunos pagos mensuales”, aseguró Chávez. La encuesta fue hecha a 800 personas, mayores de edad, residentes de Jalisco, Ciudad de México y Nuevo León.