Morelos tiene el 12 por ciento de casos recuperados de COVID-19, y en ese porcentaje está Antonio Flores Caspeta, quien pasó semanas con la preocupación generada primero por la incertidumbre y los síntomas de probable contagio por el coronavirus; después, “terror” al ser confirmado.

Este hombre de 38 años de edad compartió con Diario de Morelos su historia luego de pasar la cuarentena aislado en su cuarto. “Cuando di positivo al COVID-19 empezó el terror para mí, pues primero no sabía si iba a sobrevivir o no ante este mortal virus, más aún saber de tantos muertos”.

Comenzó con tos, estornudos, después un dolor extremadamente fuerte de cabeza por unos diez días, “era como si tuviera un taladro perforándome; aparte fiebre, ascos, mareos y diarrea. Durante esos días de enfermedad no podía oler nada y ni apetito tenía, bajé cinco kilos rápidamente”, comentó. 

Él no tuvo que se hospitalizado, sus síntomas no lo ameritaban, ni para hacerle la prueba para detectar coronavirus SARS CoV2, a decir de los médicos que lo vieron. “Antes de dar positivo del COVID-19 fui a un nosocomio, del cual no daré nombre, decidí acudir a atenderme porque sentía molestias anómalas; lamento que no me atendieran bien y me medicaran pastillas que no fueron útiles, y me dieran un diagnóstico erróneo”. En este ir y venir, Antonio pensaba lo peor:

“No me podría despedir de mis familiares por si perdía la vida, pues no tenía cabeza para eso; solo pedí a mis parientes que no fueran al hospital si yo terminaba allí, porque se iban a contagiar. Al final un hermano también se contagió y, ahora mismo, está en recuperación”. Sin embargo, agradeció que posteriormente pudo ir a un laboratorio clínico, “el cual se me brindó gracias al lugar donde trabajo, así fue que me detectaron el mal del virus mortal.

Gracias a Dios esos días ya pasaron y ahora estoy en recuperación”. Antonio no sabe como fue que se contagió con el nuevo coronavirus; “guardaba todas las medidas necesarias, solo salía a trabajar; pero tengo una hipótesis, creo que fue al tocar monedas contaminadas, la verdad nunca la sabré”, señaló. Finalmente, Antonio Flores Caspeta reflexiona: “Ahora pienso que lo mejor es, si van a salir, extremar cuidados”.

 

REDACCIÓN DDM

local@diariodemorelos.com