CUERNAVACA, MORELOS.- Una de las plantas que trabajan con diésel para bombear agua a varias colonias  de Cuernavaca fue desvalijada, el fin de semana, lo cual provocó que los vecinos de la Lázaro Cárdenas resultaran afectados, informó José Pérez Torres, director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC).
El funcionario recordó que, actualmente, 10 pozos que abastecen de agua potable a cientos de familias cuernavaquenses de 10 colonias trabajan a través de plantas de energía, luego de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortara la luz en los equipos de bombeo por deudas de años anteriores.
Después de detectar el robo, se procedió a levantar una denuncia y reponer las piezas que robaron, tales como la batería de la planta y algunos cables.
“Reparamos los daños para evitar que las familias se vieran afectadas. Al momento, en esta zona no se tienen problemas de suministro de agua”, dijo el director del SAPAC.
Respecto a la situación entre el sistema descentralizado y la CFE, dijo que reactivaron las pláticas con los representantes de la comisión para que a la brevedad se reinstale el servicio de energía en los equipos de bombeo.
Torres Pérez reconoció el interés y comprensión de la autoridad federal. “Estamos conciliando y resolviendo el tema del adeudo para que se establezcan convenios y los 11 pozos queden restablecidos”, aseguró.
Referente al gasto que le genera al SAPAC el utilizar las plantas de energía mediante diésel, dijo que es de aproximadamente 250 mil pesos mensuales, por lo que consideró importante que en las próximas semanas se llegue a un acuerdo con la CFE.

Reparación. Vecinos de la colonia Lázaro Cárdenas padecieron falta de agua durante varias horas hasta que SAPAC repuso lo robado.

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...