El fallecimiento de un ser querido no solo trae consigo el dolor emocional, sino también una serie de interrogantes sobre las obligaciones financieras que esta persona pudiera haber dejado. Una de las preguntas más comunes es: ¿Las deudas se heredan? La respuesta es más compleja de lo que podría parecer a simple vista y depende de varios factores.

¿Qué Sucede c

Generalmente, las deud on las Deudas?as de una persona fallecida se liquidan a través de un seguro. En principio, los familiares no están obligados a asumir estas responsabilidades. Sin embargo, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que existen excepciones y condiciones específicas bajo las cuales alguien puede ser responsable de pagar una deuda.

Eres responsable de pagar una deuda si:                        

  1. Co-firmaste la obligación de pagar un producto financiero.
  2. Eres la albacea (persona nombrada en un testamento responsable de liquidar la deuda).
  3. Firmaste como aval o fiador.
  4. Eres responsable legalmente de liquidar la herencia del finado y no cumpliste con ciertas leyes aplicables.

En ausencia de un testamento, un tribunal puede nombrar a un administrador para manejar las deudas del fallecido.

Las tarjetas de crédito tienen reglas específicas. Si el titular fallece y tiene más de tres meses de atraso, o si se utiliza la tarjeta días después del fallecimiento, la deuda puede ser complicada de cancelar. Dependiendo de la institución financiera y el tipo de tarjeta, se requerirán diferentes documentos para proceder con la cancelación.

Muchas tarjetas de crédito tienen usuarios adicionales. Es crucial verificar el contrato de adhesión y el tipo de producto para saber cómo proceder. Una vez que se tenga pleno conocimiento del producto, es necesario comunicarse con la institución financiera para solicitar la cancelación del plástico. El banco debe proporcionar un acuse de recibo, clave de confirmación o número de folio al iniciar el trámite.

Es vital hacer este trámite lo más pronto posible, ya que las tarjetas de crédito, departamentales o personales, siguen generando intereses.

Los créditos hipotecarios suelen incluir un seguro de vida que cubre la deuda en caso de fallecimiento del titular, liberando a los beneficiarios de las obligaciones contraídas. Sin embargo, si hay mensualidades pendientes, estas deben ser cubiertas por los beneficiarios para poder hacer efectivo el seguro.

Aunque la mayoría de las deudas de una persona fallecida pueden ser cubiertas por seguros, es importante conocer las excepciones y responsabilidades que podrían recaer sobre los familiares. La Condusef recomienda actuar rápidamente y con pleno conocimiento de los productos financieros involucrados para evitar complicaciones adicionales. Mantenerse informado y cumplir con los trámites necesarios puede hacer una gran diferencia en la gestión de las finanzas tras la pérdida de un ser querido.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp