Tokio.- La estadounidense Allyson Felix multiplicó su leyenda tras conquistar su décima medalla olímpica, que la convierte en la mujer más laureada en el llamado ‘deporte rey’.

En la final de los 400 metros planos, la estelar velocista volvió a demostrar su calidad casi eterna y obtuvo una presea de bronce que sabe a oro, cuando su calendario de vida revela los 35 años y luego de pasar por un complejo proceso de maternidad.

Además, igualó el total de metales conseguidos por el legendario Carl Lewis, y quedó a solo dos del finlandés, Paavo Nurmi, el competidor más laureado de la historia en el atletismo olímpico. 

 


Nuevo Mundo - Patrocinador

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado