compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La señora Adela Soledad Romero López, madre y esposa de las víctimas manifestó estar consternada por la pérdida de sus familiares, quienes se dirigían a trabajar en una empresa de Civac.

“Alrededor de las 05:00 de la mañana salieron de aquí de la casa rumbo a su trabajo, se trasladaban a su empresa de trabajo que está en Jiutepec, en Civac.

Mi hijo Juan Mena Romero se dedicaba a chofer repartidor de pollo y mi esposo Juan Mena López era tablajero, los cuales trabajaban en la empresa Pavo Parson de Civac.”

Doña Adela, agregó que su esposo contaba con 59 años de edad y su hijo 33, el cual era divorciado, y tenía dos hijos, una niña de 6 y otro de 4 años.