Adquirir un producto pirata implica graves consecuencias, no sólo por el impacto negativo en la economía, el desarrollo y reputación de las empresas; sino porque la mala calidad de estos puede implicar graves problemas de salud para los usuarios, sobre todo cuando se trata de productos cosméticos. En el caso de la medicina estética, DANEMED Soluciones Médicas S.A. de C.V., lanzó una campaña de concientización para combatir esta problemática.

A través del sitio web: https://denuncias.danemed.com/, la marca busca sumar esfuerzos con los usuarios  para que no sean víctimas de falsificaciones, sepan cómo identificar un producto original y tengan un espacio en donde denunciar las copias pirata para evitar que más personas pongan en riesgo su salud.

“Inhibir la piratería es una tarea que nos compete a todos. Empresas y consumidores podemos sumar esfuerzos para combatir este tipo de productos que además de generar malas experiencias pueden poner en riesgo la salud de las personas. Gracias a esta campaña contra la piratería, nuestros índices de uso y aprobación de productos se han incrementado hasta un 35%”, destaca Ángel González, vocero de la marca Rejeunesse en México.

 

Un problema global

De acuerdo con un informe del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), durante el primer trimestre del presente año, en México se han decomisado más de 113 mil productos pirata, derivado de diversas denuncias ciudadanas.

Un artículo del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por su siglas en inglés) afirma que los cosméticos pirata representan un grave problema de salud global, ya que algunos contienen ingredientes dañinos para la salud, se fabrican con bajos estándares de calidad y pueden causar cáncer, acné, ronchas e infecciones en los ojos, entre otros padecimientos.

También alerta que “el ahorro de esa compra te podría costar cientos de dólares en tratamientos médicos debido a los efectos secundarios por usar productos piratas”.

No obstante, el consumo de estos productos también tiene impactos considerables en la economía. Un análisis de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) refiere que la industria cosmética ha sido una de las más afectadas por la piratería, debido a la alta demanda de los productos y a otros factores como la falta de información, pocos controles sobre la piratería y algunos riegos sociales como pobreza. El reporte señala que en un lapso de tres años, las pérdidas para la industria superaron los 5,800 millones de Euros y han ocasionado la pérdida de más de 100 mil 500 empleos.

 

¿Cómo identificar un producto pirata?

Existen algunos elementos que los usuarios no deben perder de vista para identificar un producto cosmético original de una falsificación. Entre estos destacan:

  • Caja 100% en español
  • Número de Registro Sanitario impreso en la caja
  • En el caso de  Rejeunesse nombre de la empresa importadora (Danemed) impreso en la caja
  • Instructivo dentro de la caja en español
  • Número de lote impreso en la caja con las letras MX
  • Número de registro ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) impreso. No debe ser una etiqueta

Por su parte, la Norma Oficial Mexicana NOM-141-SSA1/SCFI-2012 detalla cómo debe ser el etiquetado para productos cosméticos y entre otras cosas establece que la información que un producto presente al consumidor, debe ser veraz y comprobable, y si es el caso, incluir leyendas precautorias asociadas a ingredientes que represente un riesgo a la salud, conforme lo establecen las leyes mexicanas.

“Actualmente, estamos trabajando de manera coordinada con la Secretaría de Salud, COFEPRIS e incluso con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para generar, en caso de la autoridad lo considere oportuno, una serie de alertas en entidades donde tengamos algún reporte de presunta distribución de productos apócrifos”, añade el vocero de Rejeunesse.

Médicos podrían adquirir estos productos

Además de estas acciones, recientemente la COFEPRIS emitió una alerta alusiva a la presunta venta irregular de medicamentos, la cual incluye un listado de 40 distribuidores de medicamentos que no cumplen con regulaciones sanitarias, ya que no cuentan con certificaciones de buenas prácticas de fabricación, conservación o distribución.

"Celebramos estas acciones por parte de la autoridad para inhibir la piratería. No obstante, el problema de los cosméticos pirata en el país sigue siendo grande y no puede menospreciarse, ya que se trata de la salud y bienestar de la población. Hemos detectado que algunos doctores compran productos piratas, muchas veces sin saberlo, porque son más baratos, pero no tienen claridad sobre su procedencia, regulación o calidad, esto termina ocasionando graves lesiones y dejando a sus pacientes sin respaldo ante un laboratorio”, agrega. 

Para las denuncias contra la piratería, DANEMED habilitó el sitio oficial https://denuncias.danemed.com/, en donde se puede compartir información para denunciar cualquier irregularidad alusiva a la venta y distribución de sus productos.

 


 

Septiembre

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado