compartir en:

Rusia.- Un grupo de 15 mujeres espera el 1 de octubre, pues ese día comenzará su entrenamiento como piloto de combate de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia.

El ministro ruso de Defensa, Sergey Shoigu, reveló que existe una gran cantidad de jóvenes mujeres que desean entrenarse como pilotos de combate en la moderna Rusia.

Recibimos cientos de cartas al respecto, por lo que tomamos la decisión de inscribir al primer grupo de mujeres en la academia de aviación militar de Krasnodar este año, dijo en declaraciones citadas por la agencia Itar Tass.

El entrenamiento durará cinco años, y sigue a la aceptación en Krasnodar de las primeras cadetes de sexo femenino en 2009, aunque no para pilotos de combate.

La decisión de la aviación militar rusa se da luego de que el ejército de India había aceptado en 2016 a tres mujeres como pilotos de combate.

Avani Chaturvedi, Bhawana Kanth y Mohana Singh se encuentran ya en el escuadrón de combate aéreo de las fuerzas armadas indias, recordó el sitio informativo ndtv.

El pasado junio las fuerzas armadas indias ampliaron sus puertas a las mujeres al aceptarlas en el sector de la policía militar.

Una cronología del estadunidense Public Broadcasting Service (PBS) señala a Marie Marving como piloto voluntaria del ejército francés en 1915, cuando participó en misiones de combate en la I Guerra Mundial.

Justo 20 años después la Fuerza Imperial Aérea de Irán tuvo a Osra Asgar Gilani como su primera mujer piloto de combate.

Un año después el ejércto turco tuvo a su primera mujer en esa posición, Sabiha Gökçen, quien fue uno de los ocho niños adoptados por el fundador de la moderna Turquía, Kemal Atatürk.

La desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) tuvo en 1943 un regimiento completo de mujeres pilotos, y dos de sus integrantes, TKatya Budanova y Lydia Litvyak, recibieron una Medalla Roja por sus acciones de combate.

En 1953 Jean Lennox se conviertió en la primera mujer en recibir la Alas de la Real Fuerza Aérea Británica, agrupación que sin embargo se negó a aceptarla por las restricciones a las feminas que había en la época.