compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Pintor mexicano. Figura capital en el panorama de la pintura mexicana del siglo XX, Rufino Tamayo fue uno de los primeros artistas latinoamericanos que, junto con los representantes del conocido "grupo de los tres" (Rivera, Siqueiros y Orozco), alcanzó un relieve y una difusión auténticamente internacionales.
Nacido en Oaxaca, hijo de indígenas zapotecas. Su vocación artística y su inclinación por el dibujo se manifestaron muy pronto en el joven y su familia nunca pretendió contrariar aquellas tendencias, como era casi de rigor entre los jóvenes mexicanos que pretendían dedicarse a las artes plásticas.
El pintor inició su formación profesional y académica ingresando, cuando sólo contaba con dieciséis años, en la Academia de Bellas Artes de San Carlos. Pero su temperamento rebelde le impulsaron a abandonar enseguida aquellos estudios y se lanzó a recorrer todos los caminos del arte contemporáneo, sin temor a que ello pudiera significarle una pérdida de autenticidad.
Tamayo desempeñó cargos administrativos en su vida y se entregó a una tarea didáctica. En 1921 consiguió la titularidad del Departamento de Dibujo Etnográfico del Museo Nacional de Arqueología de México; además logró exponer sus obras en el Art Center de Nueva York. Más tarde, en 1928, ejerció como profesor en la Escuela Nacional de Bellas Artes y, en 1932, fue nombrado director del Departamento de Artes Plásticas de la Secretaría de Educación  Pública.

Reconocimiento
Entre sus premios y honores recibidos destacan:

1952
2º Premio de la Pittsburgh International Exhibition

1953
Gran Premio de Pintura de la II Bienal de Saõ Paulo

1964
Premio Nacional de Ciencias y Artes en Bellas Artes de México

1969
Premio Colouste Gulbenkian del Instituto de Artes de París

1970
Oficial de la Orden de la Legión de Honor de Francia

1971
Comendador de la República Italiana

1972
Denominación de Hijo Predilecto por el gobierno de Oaxaca

1979
Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México.

1985
Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes por el rey Juan Carlos I de España

1988
Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República

25 de agosto de 1899
Rufino Tamayo nació en lo que es ahora la "Posada don Mario", ubicada en la calle de Cosijopí No. 219, Centro Histórico de Oaxaca, muy próximo al exconvento de Santo Domingo.

1926
Realiza su primera exposición. La cual le supuso un reconocimiento que le permitió mostrar  sus obras en el Art Center de Nueva York.

1933
Realizó su primer mural, a cargo del Conservatorio Nacional de México, La cual le puso de manifiesto su ruptura con los presupuestos estéticos de las obras de los otros muralistas.

1941
Pinta una de las obras que más fama le proporcionó; su cuadro “Animales”. En su creación se puede notar una exigente síntesis que muestra la influencia picassiana

1943
Realizó la que puede considerarse como su primera obra completamente abstracta, “La naturaleza y el artista” (que se puede observar en el Smith College Collection, Northampton, Massachusetts)

Por: Ddm Redacción /  [email protected]