La delincuencia no respeta nada y agarra parejo: el pasado fin de semana unos desalmados robaron algunos de los zapatitos de bronce que recientemente se habían colocado en el antimonumento de la Guardería ABC con el fin de recordar a los pequeños que murieron en el incendio de ese centro escolar de Hermosillo, Sonora.

El antimonumento se encuentra en la Ciudad de México, sobre Paseo de la Reforma, justo frente a las oficinas centrales del IMSS, y pese a que es un lugar muy concurrido y vigilado, nadie vio nada ni tiene referencias del robo.

El pasado 5 de junio se cumplieron 10 años del trágico incendio que consumió la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, y que cobró la vida de 49 niños, es por ello que los padres de familia colocaron 25 réplicas de los zapatos de los pequeños, elaborados en bronce.

Estos zapatitos rodeaban el antimonumento representado con el número 49 y las letras ABC y con el calzado de bronce se pretendía darle más sentido al contexto de la desgracia, pero los símbolos memorables duraron muy poco.

El antimonumento se encuentra justo frente a las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social y en pleno Paseo de la Reforma, por lo que resulta frustrante que nadie haya visto nada o que no exista hasta ahora ningún video captado por cámaras de vigilancia.

El hecho fue denunciado por los padres de familia (mismos que habían colocado los zapatitos de bronce) y mencionaron que más allá de lo material, se trataba de un hecho insensible que provoca una herida muy grande en el recuerdo de los niños.

Estos fueron algunos de los reclamos de los padres o familiares de los pequeños muertos en la Guardería ABC: