Lima.- Una vez más, el nadador morelense Ricardo Vargas finalizó una justa internacional con varias medallas en su poder, comprobando su gran calidad. El tlahuica conquistó tres bronces en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

En entrevista para Diario de Morelos, dijo que llegó a tierras incas con el único objetivo de mantener una mentalidad ganadora.

“Vine a los Panamericanos sin miedo a perder, sin miedo a lo que fuera a pasar; yo vine a dar todo”, aseguró.

Sin embargo, el morelense aceptó que su participación en Lima era un misterio para él, pues no llegó en las mejores condiciones, aunque su calidad le dio para ganar el bronce en los 800 metros y mil 500 metros libres, además de los 4x200 relevo.

“No tenía certeza de lo que iba a pasar en los Juegos Panamericanos, tuve una temporada muy pesada, caí en un bache del cual me costó trabajo salir pero logré superarlo con el apoyo de mis entrenadores, de mis compañeros y familia”, dijo desde Lima.

Competir con los mejores, en Río 2016 y ahora en Lima 2019 colocan a Ricardo en la élite del deporte mexicano, pese a esto, Vargas Jacobo no se  precipita.

“No sé si sea un referente de la natación mexicana, eso hay que preguntárselo a los chavitos, ellos deciden a quien le echan porras, pero yo sí quiero lograr que la gente sepa de mí, porque puedo ser motivación para los pequeños”, dijo.

Por último, Lima 2019 fue un gran escalón para que el próximo año viva su mejor año deportivo en Tokio 2020.

“El ciclo olímpico va a terminar en Tokio, yo estoy trabajando para eso, todavía falta estar a un 100 en mi físico es algo que se va a lograr para la clasificar sigue siendo mi sueño y estamos trabajando para eso”, finalizó.