De acuerdo con expertos financieros, hay muchas posibilidades de que un joven que comienza trabajar a los 20 años pueda retirarse a la edad de 30 y vivir una vida sin apuros económicos.

Según con Freddy Domínguez, cofundador de ComparaGuru.com, la definición de lo que tendría que hacer una persona que desea retirarse al empezar los 30 es la siguiente: “Un millonario es aquél que es capaz de dejar de percibir ingresos en su totalidad y mantener su nivel de vida por los próximos 10 años”.

Un ejercicio proporcionado por este experto en finanzas personales asegura que cualquiera puede retirarse antes de lo planeado.

Pero, para conseguirlo hay que cumplir varias condiciones que no son sencillas de conseguir (pero tampoco imposibles).

 

Esto es lo que debes considerar:

 

Hecho 1: Si el costo de vida es de 5,000 pesos al mes, se debería tener ahorrado o invertido en activos que produzcan una renta fija, de al menos, 6,000 pesos.

Este efectivo, si se multiplica por 12 meses dará como resultado 72,000 pesos. Ahorro que a lo largo de 10 años tendría que alcanzar los 720,000 pesos.

 

Hecho 2: Siguiendo los pasos del ejemplo anterior, pero si tu ingreso mensual fuese de 25,000 pesos, entonces al final ahorrarías 3 millones de pesos.

 

Hecho 3: Con un ingreso de 10,000 pesos mensuales se tendrían que ahorrar 120,000 anuales. Para lograrlo, se deberá contar con activos que generen una renta anual de entre el 7 y 10 por ciento. Pasados los 10 años el ahorro tendría que sumar un millón 800 mil pesos.

 

La idea de conseguir esta dinero en el plazo planteado no es tan descabellada. Es posible. Sin embargo, Domínguez señala que el problema está en que es muy poca la gente que lo logra hacer. Es decir, ahorrar bajo estas condiciones.

 

Los dos principales problemas a los que se enfrenta una persona que desea acumular tal cantidad de dinero son:

 

1. Contar con la combinación de activos (alguna propiedad, una inversión y un negocio) que en su conjunto produzcan la renta anual de 7 por ciento. La persona que lo quiera hacer, tendrá que contar o adquirir este tipo de activos desde el inicio de su vida laboral.

 

2. Controlar el nivel de gasto. Si a los 25 es posible llevar un buen nivel de vida con un ingreso mensual fijo, entonces, no se debe perder de vista que hay factores que pueden aumentar el gasto mensual. Por ejemplo, casarse, mantener a los hijos o contraer otras deudas.

 

Lo más difícil es atar el nivel de gastos, no tanto tener los activos que generen la rentabilidad anual”, comenta Domínguez.

 

Además, no se debe perder de vista el valor del dinero en el tiempo. Pues como sabemos, conforme avanzan los años los precios de los productos cambian y aumentan según los movimientos de los ciclos económicos.

A pesar de esto, en la teoría, retirarse a los 30 años es posible.

 

(Con información de Dinero en Imagen)