¿Sufren las langostas, cuando se cocinan vivas? El gobierno de Suiza prohibió esta práctica en agua hirviendo. La normativa, que entró en vigor en marzo, señala que estos crustáceos deberán ser "aturdidos" antes de sacrificarlos para ser consumidos. En otros países, como Italia un tribunal dictaminó que las langostas no se pueden conservar vivas en los restaurantes porque esto supone un sufrimiento injustificable para el animal.

Pues bien, ahora nos ha sorprendido la iniciativa de un restaurante en Maine, Estados Unidos: su cocinera ha decidido anestesiar las langostas con marihuana antes de meterlas en el agua hirviendo. Se trata del Charlotte"s Legendary Lobster Pound, de Southwest Harbor, propiedad de un establecimiento autorizado para la venta de marihuana con fines terapéuticos. Quieren, dicen, "humanizar" el proceso de cocinar estos crustáceos.

La prueba se acaba de llevar a cabo, según medios norteamericanos. Charlotte Gill, propietaria del local, colocó el animal en una caja con un poco de agua, y a continuación sopló humo de marihuana dentro. Pudo comprobar que el animal estaba más tranquilo posteriormente, y luego fue liberado al mar. Así que esta empresaria de la restauración ha explicado que pretende instaurar este método cuando los clientes lo pidan, y después construir un espacio donde pueda sedar a varias langostas al mismo tiempo.

Gill cree que la sedación con cannabis dará una carne más sabrosa porque rebajará el estrés del animal en el momento del sacrificio y cocción.

La propietaria del restaurante cree que con este método el resultado será una carne más sabrosa.

Win Watson, zoólogo de la Universidad de Nueva Hampshire, ha asegurado que es una posibilidad que vale la pena estudiar. ¿Influye la marihuana en el comportamiento de una langosta? Depende de la reacción del animal a los cannabinoides, "es un campo poco estudiado, pero creo que es posible que tengan receptores para eso y afecte su comportamiento", afirmó este especialista. Falta ver qué implicaciones tiene todo el procedimiento para el comensal.