Corea del Sur y Estados Unidos lanzaron este martes cuatro misiles hacia el Mar del Este, dijo una fuente militar a la agencia Yonhap, un día después de que el régimen de Kim Jong-un disparó un proyectil que sembró el pánico en Japón.

El lanzamiento forma parte de los ejercicios hechos en conjunto por ambos países, una actividad que es señalada por Corea del Norte como una provocación.

De acuerdo con información del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, ambos países dispararon, individualmente, dos misiles del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército hacia objetivos simulados.

El movimiento se da después de que Pyongyang lanzó un misil balístico no identificado hacia Japón. El disparo hizo que las autoridades de islas remotas que forman parte de Tokio, así como de las prefecturas de Hokkaido y Aomori, pidieran a la población refugiarse de inmediato.

Pionyang ha estado realizando ensayos con misiles balísticos de corto alcance desde el 24 de septiembre, en una nueva escalada de tensiones en la península que coincidió con las maniobras militares conjuntas de Washington y Seúl y con la visita de Kamala Harris, vicepresidenta de EU.

Fumio Kishida, primer ministro de Japón, dijo después que el lanzamiento constituía “un acto de barbarie”.

Tokio calificó este disparo y la serie de ensayos balísticos como “acciones que podrían tener un impacto grave en la vida y la propiedad de las personas de Japón”.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado