compartir en:

Dos reos italianos que habían sido seleccionados, junto con 18 más, para desayunar con el papa Francisco en Bolonia se fugaron.

Los prófugos habían sido invitados junto con el resto del grupo el pasado domingo 1 de octubre a un almuerzo con el pontífice debido a que se encontraba de visita en Bolonia.

Los dos detenidos se encontraban detenidos en el régimen de encarcelamiento abierto en un centro de detenciones ubicado en Modena en el que se recluyen delincuentes considerados socialmente peligrosos y toxicómanos.

Medios locales no han establecido si los prófugos desayunaron con el Papa o se fugaron antes de eso.