El presidente del Comité Municipal del PRI en Cuernavaca, Carlos Hernández Adán, renunció súbitamente al cargo presuntamente porque no estuvo de acuerdo con la integración de la planilla de regidores para el Ayuntamiento capitalino.
Ayer mismo, el dirigente estatal del partido, Alberto Martínez González, tomó protesta en el cargo a los nuevos dirigentes municipales.
Por la mañana, los voceros del tricolor dijeron desconocer de la renuncia de Hernández Adán, pero el repentino nombramiento confirmó la versión de que había dejado la representación apenas concluyó el registro del candidato a la alcaldía, Víctor Saucedo Perdomo, y de la planilla de regidores.
Hernández Adán fue sólo uno de los priistas que buscaron estar en la planilla de regidores, sobre todo en las tres primeras posiciones, pero la falta de acuerdos para incorporar a todas las fuerzas y grupos políticos internos del partido, habría sido la razón de su exclusión.
También quedó fuera el grupo de Maricela Velázquez Sánchez y el coordinador de los diputados del PRI en el Congreso local, Mario Chávez Ortega.
La primera regiduría quedó en el grupo de Amado Orihuela Trejo, con Irving Morales, y la segunda recayó en Claudia Martínez Lavín.
El representante legal del partido ante el Consejo Municipal llegó retrasado al registro y con expedientes incompletos, debido a la premura con la que fueron armados, luego de la última discusión interna que tuvieron los del tricolor antes del registro.
El candidato a la alcaldía, Víctor Saucedo, dijo que no sabía quiénes lo iban a acompañar en la planilla, minutos antes de solicitar su registro, y el presidente del Comité Municipal, Carlos Hernández terminó de firmar los formatos de registro y dejó su renuncia sobre la mesa, él mismo informó.

 Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]
CUERNAVACA, MORELOS