La Máquina Celeste de Cruz Azul está de plácemes con la flamante contratación del portugués Pedro Caixinha como su Director Técnico, soñando con que bajo su batuta se pueda romper la sequía que aqueja a los de La Noria, desde hace muchos años, en cuanto a títulos se refiere. Ojalá y que esta nueva aventura les rinda frutos.
Al parecer es un estudioso y aunque ha dirigido en su natal Portugal, en Catar y en Escocia, ha sido con el Santos Laguna en donde ha logrado cristalizar sus conocimientos logrando una Liga y una Copa Mx.
Llámenme escéptico, pero yo tengo mis dudas. No poseo un buen concepto del nuevo timonel cementero. Quizá haya dado muestras de su capacidad para entender el balompié; sin embargo, sus actitudes como persona, desde mi óptica, han dejado mucho que desear ¡es muy conflictivo!.
Es larga la lista de personajes contra los cuales don Pedro ha tenido enfrentamientos y diferencias públicas: Antonio Mohamed, el ‘Piojo’ Herrera, Santiago Baños, Tomás Boy, Enner Valencia, Nacho Ambriz.
Ha dudado en repetidas ocasiones de la honorabilidad de los silbantes, con declaraciones incendiarias e irresponsables, afirmando que “los árbitros ayudan al América”, lujo que no se puede permitir un timonel de categoría.
El hecho de faltarle al respeto a los aficionados, quienes finalmente son los que costean este maravilloso producto llamado futbol al consumirlo, le ha costado multas y castigos. Es “cliente frecuente” de la Santa Inquisición; baste mencionar que para la fecha uno del Torneo de Clausura, que hoy se pone en marcha, estaba suspendido (de cuando entrenaba al Santos de la Laguna en 2015); pero pagando una lanita y apelando al reglamento de sanciones es que sí podrá dirigir desde la banca celeste mañana cuando reciban a los Xolos de Tijuana.
La prensa tampoco ha escapado a su agresiva conducta, de modo que los enfrentamientos y las diferencias con los periodistas también han sido la constante.
En un país sin memoria, en alguna ocasión se tomó el atrevimiento de afirmar que “el futbolista mexicano no sabe pensar”, cuestión que me parece, además de absurda, intolerable.
En el Cruz Azul se acaban de deshacer de Paco Jémez, para terminar contratando a un Director Técnico igual o más conflictivo que el anterior. “Se salieron de Guatemala y se metieron a guatepeor”.
Viene de dirigir al Rangers de Escocia, en donde pasó con más pena que gloria. Dejando constancia de su temperamento (de mecha corta), Incluso siendo tachado como “paranoico” por un colega entrenador.
No tengo nada personal contra él; es más, ni lo conozco, mucho menos pretendo faltarle al respeto, simplemente al tratarse de una persona pública me tomé el atrevimiento de hacer un recuento de los hechos comprobables que, lamentablemente, han acompañado su carrera.
Me parece que se le presenta una gran oportunidad de cambiar y mejorar sus actitudes, que echando a volar la sinceridad, poco suman a su trabajo. Se hace camino al andar. Cada uno toma sus decisiones y es responsable de sus actos. Aunque fuera “el Pelé de la Dirección Técnica”, yo no lo querría en mi equipo… ni regalado.

Por: Eduardo Brizio

[email protected]