La presentadora de televisión fue acusada hace algunos días por los delitos de peculado, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Después de guardar silencio y refugiarse supuestamente en su mansión en Miami Beach, la acusada finalmente respondió a los señalamientos puestos en su contra.

“He guardado silencio por unos días para tratar de entender los hechos que se me atribuyen y concentrarme en mi defensa. A pesar de no tener acceso al expediente, quiero recalcar que soy inocente y no he cometido ningún delito”, confesó a través de su cuenta en Instagram.

La Fiscalía General de la República (FGR), se encuentra en busca de Inés Gómez Mont , conocida conductora de programas televisivos, y a su esposo Víctor Álvarez Puga, acusados por los delitos de peculado (malversación de fondos), delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, que ascienden a los 3 mil millones de pesos (unos 150 millones de dólares).

“Esos hechos son absolutamente falsos. Es decir, sin ninguna justificación me colocan en el mismo nivel que un narcotraficante o terrorista. Me parece una injusticia” señaló.

Preocupada por el agravamiento de los casos que se están creando en su contra, la presentadora teme por su libertad.

 

“Tengo además temor fundado de que derivado de este comunicado, las autoridades a cargo de mi caso se ensañen aún más en contra mía, ya que he sido advertida de más casos fabricados en mi contra. Pero ya no puedo guardar silencio. Por el contrario, seguiré trabajando con mi equipo legal para poder defenderme y siempre compartirles con honestidad los detalles de mi caso”.

 

Actualmente Gómez Mont supuestamente estaría refugiada en una mansión que poseyó en Miami Beach, que anteriormente perteneció a una de las cantantes estadounidenses más reconocidas, Cher, con un valor de más de 15 millones de dólares, y misma que revenderían a 17 millones de dólares.

Esta mansión no es el único lugar en el que el matrimonio se podría refugiar, pues amigos cercanos a Gómez Mont confesaron que la pareja posee un lujoso departamento en Nueva York, lugar que les sirve para esconderse mientras resuelven su situación legal en México.

Además, la misma fuente advirtió ante medios que es probable que la pareja puedan librarse de pisar la cárcel, pues Víctor Álvarez “es abogado y es bueno en lo que hace; pienso que si es verdad que hizo fraudes, desvíos y todo de lo que se le acusa, seguro debe tener un as bajo la manga. Estoy casi segura de que buscarán la forma de librarla bien, porque tienen muchas influencias”.

Por su parte Ines Mont se defendió en redes recalcando que “jamás me he robado un peso. Tampoco he recibido dinero de esos contratos y mucho menos he visto ni tenido 3 mil millones de pesos en la vida. Soy conductora de televisión y mamá de tiempo completo. Y bajo ningún concepto pertenezco al crimen organizado”.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado