Las redes sociales parecen ser peligrosa alternativa para jóvenes con baja autoestima que se sienten ignorados por sus familias y que padecen de inestabilidad en su círculo social, de acuerdo con un artículo del sitio web Salud y Medicinas.

En Jalisco, Yolanda García Ávila, representante del Programa de Atención Integral al Fenómeno Suicida del Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme), expresó que los adolescentes que carecen de autoestima son mayormente vulnerables e influenciables por las redes sociales.

También puntualizó que aquellos jóvenes con un entorno desintegrado, tienden a dejarse dominar hasta el grado de causar daño a terceros o incluso a ellos mismos. En las redes sociales e Internet, suele haber mucha información distorsionada, que puede ser utilizada e interpretada como éstos lo deseen. 

La experta invitó a los padres de familia a acercarse más a sus hijos, para estar atentos a cómo se sienten e identificar señales de depresión como tristeza, falta de apetito y desinterés por las cosas que solían gustarles; además de mostrarles el mayor afecto posible y acercarse al Programa de Atención Integral para una adecuada orientación.