El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó este viernes que los estados de Quintana Roo y Yucatán han registrado rebrotes en sus epidemias de COVID-19.

Durante la conferencia de las 19:00 horas, el funcionario indicó que Quintana Roo ya había pasado por las fases de estabilización, descenso y reapertura; sin embargo, ahora reporta un aumento de casos del 29 por ciento.

“Se estabilizó, comenzó a descender, empezó la apertura, y muy probablemente la apertura está siendo demasiado rápida”, indicó.

Aunque las buenas noticias es que la recuperación de pacientes ha crecido 47 por ciento y la mortalidad presenta una reducción del 21 por ciento.

Actualmente el estado cuenta con mil 369 casos activos estimados. Mientras que los municipios más afectados son Benito Juárez/Puerto Morelos, Othón P. Blanco, Solidaridad y Cozumel.

Algo similar ocurre en Yucatán, pues aunque nunca alcanzó un descenso sostenido, sí había entrado a una fase de estabilización, y ahora está padeciendo un aumento de casos del 15 por ciento.

Este rebrote se debe principalmente a cómo el municipio de Mérida ha actuado ante su propia epidemia y, en menor medida, el papel de Valladolid y Umán.

La entidad registra un estimado de mil 510 casos activos. López-Gatell reconoció que Quintana Roo y Yucatán habían hecho un excelente trabajo al reducir la movilidad social; sin embargo, hoy la situación es muy diferente.

“Señales preocupantes de repuntes, no sólo en estos estados, hay otros que iremos presentando, en donde, cuando es la curva epidémica esperada, ya sabíamos que la íbamos a tener, cuando es un rebrote no hay que reclamar, pero sí hay que actuar”.