El Stade de France recibió la final de la Champions League, la tercera en la historia entre el Liverpool y el Real Madrid, siendo los merengues los que se llevaron la ‘orejona’ con un marcador de 1-0 con un gol por parte del brasileño Vinícius.

Los madrileños son el equipo con más títulos de Europa ahora con 14; le siguen Milán (con siete) y los reds, con seis.

Para llegar a estas instancias el cuadro de Jürgen Klopp venció al Villarreal con un marcador global de 5-2; los españoles hicieron lo propio con una remontada en tiempos extras ante el Manchester City.

Los dirigidos por Carlo Ancelotti aseguraron su título en LaLiga española jornadas antes de finalizar el calendario, mientras que el Manchester City se coronó en la Premier League en la última jornada; en cambio, los jugadores de Liverpool festejaron al ganarle en penales la FA CUP al Chelsea.

No hubo revancha del 2018, los Reds intentaron, más se encontraron con una Muralla Belga que sacó todo lo que llegó para darle el título al Real Madrid, que no lo ganaba desde aquel enfrentamiento en Kiev, Ucrania entre estos dos mismos equipos. 

El cotejo tardó en comenzar por temas de seguridad afuera del Stade de France, esto debido a que fanáticos del Liverpool dieron portazo y se brincaron las rejas sin boleto, y fueron 30 minutos de retraso.

La primera mitad mostró a un Liverpool con un mayor peligro. De hecho hubo llegadas importantes de los ingleses, pero Thibaut Courtois salvó al Madrid.

Corría el minuto 21 y Sadio Mané sacó la magia, metió un zapatazo por abajo, pero Courtois se lanzó y de un manotazo desvió el esférico que terminó en el poste, aunque no hubo gol. 

Siguió el Liverpool y al 35’ fue ahora Mohamed Salah, un remate de cabeza sin mucha colocación, y esto provocó que de nuevo el guardameta belga se quedara con el peligro. 

En la parte final del primer tiempo, Mané e dio la vuelta, le pegó al balón que iba a gol y antes llegó Éder Militao para desviar con una barrida. La primera del Real Madrid llegó al 43’ cuando Karim Benzema anotó en una serie de rebotes, pero se anuló vía VAR por fuera de lugar.

El francés culminó una jugada en la que hubo primero una falta de comunicación entre Alisson Becker e Ibrahima Konaté y Federico Valverde disparó, y el rebote le cayó a Karim, quien no falló y anotó, aunque al final no contó. 

Ya en la segunda mitad, Trent Alexander-Arnold metió un balón a segundo palo buscando a Luis Díaz, y primero llegó Dani Carvajal para peinar y evitar el remate el colombiano. Fue hasta el 59’ cuando Vinicius Jr. anotó dentro del área, cuando coronó una gran jugada por velocidad en la que por el lado derecho Valverde metió el balón y el brasileño por abajo no falló y puso el 1-0. 

Los ingleses siguieron y Salah intentó con un disparo al 65’ que parecía gol, hasta que apareció la mano de Courtois y tapó la chance. 

Tres minutos después, Diego Jota intentó de cabeza buscar a Salah, y el esférico terminó en el palo. El show de Courtois continuó y al 82’ le sacó otra de gol a Salah, cuando el egipcio esperaba el empate con un disparo que el belga desvió para apagar las ilusiones Reds, que no pudieron empatar y cayeron de nuevo ante el Real Madrid. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado