Madrid.- El español Sergio Ramos buscaría salir del Real Madrid después de 14 años en el club con el que ha ganado todo.
La relación con el presidente, Florentino Pérez, sería el principal detonante de su desánimo.
El incidente en el vestidor en marzo tras la derrota por 1-4 frente al Ajax que costó la eliminación en octavos de la Champions, y el puesto a Santiago Solari, provocó la última fractura.
Ramos no pudo disputar aquel partido, pues confiado de tener un pie en cuartos de final tras vencer por 3-0 en la ida, el central forzó la tarjeta amarilla para llegar limpio a la siguiente ronda, y lo reconoció públicamente. Al central le cayeron dos partidos de sanción y una multa por parte de la UEFA.
Ya que no podía jugar, aprovechó para grabar un documental mientras observaba el encuentro de vuelta desde su palco.
Florentino bajó al vestidor para recriminar a los jugadores su mala actuación. Solari, que había firmado su sentencia con su tercera derrota al hilo, era el segundo entrenador en una temporada que tenía aun tres meses por delante.
El dirigente amenazó a Sergio Ramos con despedirlo, y éste a su vez lo habría retado: “págame y me voy”.


Últimas Noticias