compartir en:

TEMIXCO, MORELOS.- “El municipio de Temixco modifico el Bando de Policía y Buen Gobierno para eliminar el espacio de protección en la instalación de negocios del mismo giro comercial para que haya mayor apertura e inversión”, dijo Gerardo Hurtado de Mendoza Armas, Presidente Municipal por acuerdo de Cabildo y síndicó municipal en funciones.
Los artículos modificados, 71 y 107 del Bando de Policía y Buen Gobierno, no permitían instalar un comercio a 100 metros de un mercado municipal con la misma actividad que existía en el mercado.
Tampoco se permitía a menos de 50 metros de distancia la instalación de negocios del mismo giro, afirmó.
Esto fue considerado por el Cabildo y aprobada su cancelación para permitir a los inversionistas y empresarios abrir más negocios en Temixco.
“Se expuso que dicha limitante provocaba que no hubiera desarrollo económico, por lo cual la modificación se aprobó y se quitó esta limitante”, dijo Gerardo Hurtado.
“Con esta adecuación a la ley esperamos tener más ingreso al municipio y un crecimiento comercial de giros blancos”, aseguró.
Dijo que, a pesar de que fue aprobada la modificación, aún no entra en vigor, pero dijo confiar que a finales de 2017 se incrementará el número de unidades económicas en el municipio, lo que va a generar beneficios.
Esta determinación la consideró como una protección de los derechos fundamentales que tienen los inversionistas y empresarios, quienes están dedicados a una actividad y comercio licito.
Informó que, actualmente, en Temixco tienen registro de 900 giros comerciales, de los cuales regularizan sus permisos para eficientar más el comercio de giros blancos en el municipio y darle certeza a los nuevos inversionistas y empresarios.

"La anterior ley no les estaba favoreciendo; con ello (la eliminación del espacio de protección) se abren muchas puertas al crecimiento económico.”  Gerardo Hurtado de Mendoza, alcalde de Temixco.

Apoyan a los empresarios
Las autoridades locales pretenden impulsar aún más la oferta de servicios en Temixco.

 

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]