compartir en:

Tlaquiltenango, Morelos.- Tres comunidades de Tlalquiltenango están aisladas debido a que las lluvias acabaron con la infraestructura carretera.

Se tratan de Huautla, Santiopa y Rancho Viejo, en las que habitan unas cuatro mil 500 personas.

El alcalde Enrique Alonso informó que ayer iniciaron trabajos con maquinaria pesada, para abrir caminos de saca que sirvan de vía alterna y emergente, para que las comunidades atiendan necesidades básicas.

El desastre de las carreteras se debe al desbordamiento de las barrancas que, a su paso, terminaron de llevarse el asfalto. Otro factor de las condiciones en las que se encuentran las vías de comunicación es la falta de mantenimiento durante los últimos 15 años, aseguró.

El munícipe agregó que afortunadamente la mayoría de las familias están a resguardo; sólo unas siete de éstas, perdieron su patrimonio por las torrenciales lluvias y las inundaciones que han provocado.

Asimismo, dijo que espera que legisladores federales apoyen al gobierno del municipio para gestionar recursos federales.

El gobierno municipal ya les acercó ayuda, desde reponerles sus enseres, hasta levantar nuevamente las viviendas, detalló.

En la misma región, el año pasado se vino abajo un puente que no ha sido repuesto.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]