Las válvulas de globo deben su nombre a que, en la mayoría de las ocasiones, presentan una forma esférica, aunque lo más importante es la función que llevan a cabo, vinculada al manejo de fluidos con alta eficiencia y perdurabilidad.

A diferencia de otras como las de compuerta, las válvulas de globo permiten operar con distintos grados de apertura. Éste es uno de los motivos que hacen que estas válvulas sean una de las más requeridas en la actividad industrial.

Gracias a las válvulas de globo se obtienen mayores posibilidades en cuanto a la regulación de la presión de un fluido específico.

En función del uso que se piense hacer de las mismas, es posible encontrarlas en distintos tamaños, algo que se puede apreciar, por ejemplo, en las válvulas de globo disponibles en el catálogo de Flowtrend.

 

Funcionamiento y estructura de las válvulas de globo

Las válvulas son elementos que se pueden encontrar en distintas máquinas y sistemas de forma usual. Por más que existan diversos tipos, a grandes rasgos todas cumplen la misma función, que es la de liberar o cerrar un conducto en el marco de una abertura.

Sin embargo, no todas realizan esta función mediante el mismo mecanismo, por eso existen distintos tipos de válvulas.

En el caso de las válvulas de globo, disponen de un tapón que funciona como obturador y que es activado por un vástago. Éste es puesto en acción a través de una manivela o volante que determina la circulación del fluido mediante la apertura, el cierre o la regulación de un valor intermedio, con lo cual se ajusta el nivel de circulación del fluido.

En función del tipo de válvula de globo, este procedimiento se puede realizar tanto de forma manual como automática.

Y, en relación al tamaño, se debe considerar que cuanto mayor sea, también lo es la cantidad de energía que se requiere para su funcionamiento.

 

Ventajas de las válvulas de globo

Las válvulas de globo, ya sea por su función como por otras características, presentan una serie de ventajas que son fundamentales para entender el uso que se hacen de ellas en diversos ámbitos, como el de la actividad industrial.

En primer lugar, las válvulas de globo se caracterizan por tener una larga vida útil, lo que permite un mayor aprovechamiento de ellas en cuanto a períodos de tiempo. Esto se debe a que pueden estar compuestas por distintos materiales. De esta manera, es posible encontrar válvulas de globo hechas de hierro forjado, hierro fundido, bronce y acero inoxidable, entre otros elementos.

Otra ventaja es que las válvulas de globo permiten una velocidad de cierre y apertura sumamente rápida gracias a la eficiencia que caracteriza a su funcionamiento, dado que influye en el control del fluido y del caudal propios de un sistema en particular.

Además, esta velocidad da la posibilidad de resolver situaciones de emergencia de forma tal que el sistema en cuestión no sufra daños significativos. La garantía de vida útil, entonces, no sólo es propia de las válvulas de globo sino que se extiende hacia los sistemas en los cuales se ubican.

Las válvulas de globo también hacen posible la regulación del caudal de un determinado fluido. En otras palabras, su mecanismo no sólo permite la apertura y el cierre total del canal en el que se encuentra el fluido, sino que se puede moderar para que circule una cantidad específica del elemento hidráulico en cuestión.

Esta acción se determina en función de cuál sea la altura dentro del sistema en la que se ubique el tapón obturador que es accionado por el vástago. Si el canal se cierra completamente cuando el tapón fija su contacto con el asiento del sistema, a medida que se aleje de éste el fluido encuentra el espacio necesario para seguir su caudal.