Puedes presumir un cuerpo de 10... sigue estos sencillos pasos

CUIDA TU CUERPO

Conoce los beneficios de manejar una vida sana con algunos consejos básicos; además te presentamos 3 rutinas para trabajar varias secciones de tu cuerpo.

Práctico y fundamental

.contenedor-responsivo {
position: relative;
overflow: hidden;
padding-top: 62%;
}

.iframe-responsivo {
position: absolute;
top: 0;
left: 0;
width: 100%;
height: 100%;
border: 0;
}

La importancia del ejercicio físico en la vida diaria.

El ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable. El ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, aumenta la energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito. 

El camino para una mejor salud

Agregar ejercicio a la rutina cotidiana tendrá un efecto positivo siempre. Realiza cualquier actividad y siente los resultados.

  • El ejercicio puede:
  • Reducir el riesgo de enfermedades del corazón, presión arterial alta, osteoporosis, diabetes, y obesidad, entre otras enfermedades.
  • Mantener las articulaciones, tendones y ligamentos flexibles, lo que hace que sea más fácil moverse, además de que disminuye las posibilidades de que se lastimen.
  • Reducir algunos de los efectos del envejecimiento, especialmente sufrir por la osteoartritis.
  • Contribuir al bienestar mental y ayuda a tratar la depresión, en algunos casos.
  • Ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad por nuestra rutina.
  • Aumentar la energía y la resistencia del cuerpo.
  • Mejorar el sueño.
  • Ayudar a mantener un peso normal al acelerar el metabolismo (la velocidad a la que quema calorías).

CONVIERTE TU RUTINA EN UN HÁBITO

Observa los resultados en tu cuerpo con el ejercicio constante.

Seguimiento de su progreso:

  • Mantenga un registro de sus entrenamientos para seguir su progreso. Anote el tiempo que ejercita y lo que hizo.

Consiga a un compañero de ejercicio:

  • Entrenar acompañado es más divertido que entrenar solo. Un compañero de ejercicio puede mantenerlo motivado cuando usted no tenga ganas de ejercitarse.

¿Cuándo consultar al médico?

  • Preste atención a su cuerpo. Deje de hacer ejercicio si siente que le falta el aire, si sufre mareos, náuseas o dolor. Consulte a su médico si cree que ha sufrido una lesión grave entrenando.

1. Desplantes princesa:

De pie, en posición erguida, con los pies juntos y los brazos a los lados, deberás mover el pie izquierdo hacia atrás  y hacia la derecha, doblando la rodilla a 90 grados. Recuerda que la pierna derecha debe estar estirada. 

2. Sentadilla:

De pie, y manteniendo la espalda recta,  lleva un poco hacia atrás el trasero, flexiona la cadera y las rodillas hasta lograr un ángulo de 90 grados, posteriormente deberás baja lentamente.

3. Plancha:

Con los brazos flexionados apoyados en el piso, estira tu cuerpo. Tienes que mantenerte rígido como ‘tabla’ y lograrás un trabajo focalizado en hombros, brazos y, por supuesto, abdomen. Aprieta fuerte el abdomen y respira con tranquilidad. Se recomiendan 2 minutos x 3 veces.