En redes sociales, se ha denunciado que en el sector de salud pública se dejará de aplicar el tamiz neonatal, pruebas que sirven para detectar enfermedades o defectos del bebé en los primeros 2 a 5 días de su nacimiento.

 

De acuerdo con diversos circulares que la Secretaría de Salud envió a instituciones de salud en todo el país, se informa que a partir del 26 de marzo concluyó un contrato con una empresa que dotada al sector de "servicios especializados en el procesamiento de pruebas de tamiz metabólico neonatal", por lo que cada centro de salud donde se aplicaba deberá realizarlo son sus propios recursos "para darle continuidad".

Las denuncias provienen sobre todo de afectados en entidades como Sonora, Chiapas, Baja California y Ciudad de México.

 

 

 

De hecho, un día antes, en el Senado de la República se avaló una reforma la Ley General de Salud que establece que el tamiz deberá realizarse antes del alta hospitalaria.

El dictamen consiste en adicionar una fracción II Bis al artículo 61 de la Ley General de Salud para quedar así: "La aplicación del tamiz neonatal para detección de cardiopatías congénitas graves o críticas, se realizará antes del alta hospitalaria".

La frecuencia de las malformaciones congénitas en el mundo es de 2 a 3% en nacidos vivos y de 15 a 20% en muertes fetales.

Desde 1998, el tamiz metabólico neonatal es una prueba obligatoria que se le realiza a todos los recién nacidos en México; esta prueba se define como los exámenes de laboratorio practicados al recién nacido para detectar padecimientos de tipo congénito o metabólico para que puedan ser tratados oportunamente para prevenir daños irreversibles como retraso mental.

El tamiz metabólico consiste en tomar una muestra de sangre del talón del recién nacido en los primeros 2 a 5 días después del nacimiento; las enfermedades que se pueden identificar son: hipotiroidismo congénito, galactosemia, fenilcetonuria, hiperplasia suprarrenal congénita y deficiencia de biotinidasa.

Hasta el momento, la SSa no ha emitido un posicionamiento oficial.