CUERNAVACA, MORELOS.- Se acabaron los amiguismos y los compadrazgos por los que el Congreso, a través de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, “limpiaba” cuentas públicas y exoneraba a servidores públicos, principalmente alcaldes, de presuntas irregularidades y delitos cometidos en el ejercicio de los recursos públicos.

En resumen, fue lo que ayer anunció y advirtió la presidenta de la comisión, Rosalina Mazari Espín, al instalar formalmente la comisión, cuyo primer reto será analizar y aprobar el presupuesto de egreso del Estado y las leyes de ingresos de los municipios, para el ejercicio fiscal 2019.

La diputada del PRI dijo que la instalación cobra relevancia porque también deberá hacerse cargo en los próximos meses de la revisión de las cuentas públicas que entregarán las autoridades salientes.

Agregó que en el contexto del nuevo trienio, la Comisión de Hacienda también pondrá freno a los excesos y a las negociaciones discrecionales entre alcaldes y diputados para que les autoricen contratar nuevos créditos.

“Es del dominio público el deterioro institucional de las finanzas públicas del gobierno del estado y de los municipios, cuyas autoridades, a base de excesos y abusos, han hecho del servicio público un negocio millonario”, declaró Mazari Espín en su primer pronunciamiento como presidenta de la Comisión de Hacienda.

Garantizó que se privilegiará la transparencia en el manejo del dinero público, y se evitará que los gobiernos intenten allegarse de recursos fáciles a través de los contribuyentes.

Revisarán labor de ESAF

Por separado, la diputada Mazari Espín dijo que otra de las actividades que se llevarán a cabo con prontitud será la revisión del trabajo del titular de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF). 

ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]