El programa Artemis de la NASA tiene como propósito llevar nuevamente humanos a la Luna para finales del 2023 o inicios del 2024, pero esta no es la única misión que la agencia espacial tiene durante los viajes al satélite.

Como parte del programa Artemis, la NASA planea enviar su primer robot móvil a la Luna a fines de 2023 en busca de hielo y otros recursos en y debajo de la superficie lunar.

Se trata de un rover equipado con faros y un conjunto de poderosos instrumentos, VIPER está listo para revolucionar nuestra comprensión sobre el agua lunar y cuánto de ella podría estar disponible para futuros exploradores.

El rover nos enseñará sobre el origen y la distribución del agua en la Luna y nos preparará para recolectar recursos a 240.000 millas de la Tierra que podrían usarse para enviar astronautas de manera segura incluso más lejos al espacio, incluido Marte. Si todo sale bien, será la primera vez desde las misiones Apolo que se realizan perforaciones en la Luna.

Los datos que el coche recopile durante su estancia en el satélite van a ayudar a la NASA a mapear de mejor manera los recursos que se ubican en el Polo Sur lunar y que en un largo plazo serán recolectados por astronautas.

Los datos recibidos de VIPER tienen el potencial de ayudar a nuestros científicos a determinar ubicaciones precisas y concentraciones de hielo en la Luna y nos ayudarán a evaluar el ambiente y los recursos potenciales en el polo sur lunar en preparación para los astronautas de Artemis.

Este es otro ejemplo más de cómo las misiones científicas robóticas y la exploración humana van de la mano.