Cuernavaca, Morelos.- El director de Gobernación, Normatividad y Comercio en la Vía Pública de Cuernavaca, Mario Alberto Peralta Martínez, reconoció que el tema del ambulantaje y la proliferación del comercio informal, rebasó a las autoridades capitalinas desde administraciones atrás.

Por lo anterior, dijo que se trabaja en el reforzamiento de operativos y de la revisión de permisos para tener un padrón real de la situación comercial en las calles debido a que en la pasada administración no se dejó ninguna documentación respecto a ello.

Informó que existe un censo que se realizó en el 2017, donde se contabilizó mil 500 comerciantes que presentaron un permiso de la autoridad para vender sus productos en la vía pública.

“Estamos haciendo operativos en esta semana para tomarlo en cuenta un nuevo censo y en base a ello, trabajar para evitar la proliferación del ambulantaje en las calles y que afecten a terceras personas y al comercio establecido”, expresó.

Señaló que después de contar con un censo real, se comenzará con el trabajo de la segunda etapa del plan de reubicación y reacomodo de los comerciantes que realmente tengan un permiso y el aval de la autoridad.

Aseguró que este plan de trabajo que se implementará en varias etapas, tiene la finalidad de evitar afectar a terceras personas y a la imagen del municipio, “el primer punto donde se va a trabajar en el ordenamiento, es el Centro histórico de Cuernavaca”.

Peralta Martínez adelantó que tomando en cuenta el censo se analizará en que zonas podrían reubicarse los comerciantes con permiso, y se trabajará en consenso con los líderes y empresarios.

CARLOS SOBERANES 
[email protected]