Cuernavaca.- Entre los empresarios creció el temor de que el Gobierno federal recurra a un nuevo confinamiento social para frenar el incremento de contagios de COVID-19 debido a la ausencia de una estrategia clara para contener la 4a ola de la pandemia, ahora con la variante Ómicron.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Antonio Sánchez Purón, consideró que el Gobierno federal, en un afán de evitar un problema de salud mental de la población general, relajó la estrategia para limitar la propagación del virus. 

Peor aún, nunca impuso medidas de control en los aeropuertos, principalmente en el de la Ciudad de México,  

“Y ahora, con la nueva variante del COVID-19, se convirtió en su principal puerta de entrada al país, como estamos viendo”, cuestionó. 

El representante del sector privado organizado agregó que ahora no hay claridad de la estrategia de salud, ni se ve ningún control sobre la pandemia. 

“Antes sabíamos dónde estaban los principales focos de infección, incluso por zonas, y ahora estamos a ciegas, con un total descontrol de la pandemia”, afirmó. 

La ausencia de una barrera de contención se convertirá en un golpe a la reactivación de la economía a dos meses de que ésta empezó, con el Buen Fin 2021. 

“Estamos temerosos de que pueda declararse un nuevo encierro en un momento en el que apenas estaba empezando la reactivación de la economía”, señaló. 

Agregó que sería un duro golpe a las empresas, a las que el buen momento de fin de año apenas alcanzó para enfrentar el pago de compromisos de la temporada, “pero nada más”. 

Esto significa, “que muchos negocios aún están en una zona de riesgo y podrían no soportar un nuevo confinamiento social y la suspensión de actividades”, declaró Sánchez Purón, respecto del momento crítico que registra la pandemia del COVID-19 por Ómicron.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ 

antonieta.sanchez@diariodemorelos.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado