Con la desaparición del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), todas las entidades federativas del país se quedarían sin acceder a recursos económicos para remediar los daños que causen sismos, huracanes y otros fenómenos meteorológicos.

En días pasados, la diputada federal Dolores Padierna propuso una iniciativa en la que se establece la desaparición de varios fideicomisos, entre ellos el Fonden. Los recursos serían direccionados para atender la crisis económica y de salud que se vive por el COVID-19.

En este sentido, el Coordinador Estatal de Protección Civil, Enrique Clement Gallardo, comentó que el fondo está diseñado precisamente para resarcir daños que presenten impacto por algún fenómeno natural, y en caso de desaparecer habría problemas para atender las contingencias.

Recordó que este fondo es manejado por las dependencias federales y, de acuerdo a las necesidades que se van presentando en las entidades del país, es conforme direccionan recursos.

“Esto es como un seguro, y en caso de no estar disponibles los recursos difícilmente las dependencias van a tener fondos para aplicarlo en un momento de contingencia, entonces yo pienso que sería de las peores cosas que pudiera pasar si lo desaparecen, de verdad que es algo estrictamente necesario para restablecer zonas siniestradas”, declaró.  

Consideró que este tipo de fideicomisos deberían ampliarse y en este caso integrar los problemas sanitarios, a fin de atender temas como la pandemia que se vive y que ha dejado afectaciones económicas en toda la República Mexicana.

En Morelos aplicó este fondo luego del sismo registrado el 19 de septiembre del 2017, el gobierno federal asignó recursos económicos a la administración estatal para atender los desastres en distintos municipios. 

 

José Azcárate

jose.azcarate@diariodemorelos.com