Las agresiones de policías a ciudadanos y viceversa salen a la luz con más frecuencia, gracias a redes sociales y al uso del celular, basta que haya una persona dispuesta a grabar la situación para darla a conocer en segundos a miles de personas

 

El respeto a la autoridad debe estar presente en todo momento en el pensamiento del ciudadano, sin embargo cuando esta autoridad cae en el abuso, los ciudadanos pierden a el respeto hacia ellos aunque hay quienes que sin provocación alguna agreden o menosprecian la labor de los oficiales.  

Esto provoca enfrentamientos entre ambas partes, así lo hemos visto en más de una ocasión y el evento sucedido recientemente deja en claro que hay una gran problematica por resolver en cuanto al compartamiento de algunos oficiales y el respeto de los ciudadanos a la autoridad.

 

La noche de este domingo, elementos que realizaban labores de vigilancia fueron informados por gente del Centro de Correo y Control (C-2) Norte de un supuesto de robo a una gasolinera en la zona de Ticomán, por lo que de inmediato se aproximaron al lugar

 

Al llegar, los uniformados se percataron que cuatro hombres corrieron a diferentes vehículos para escapar hacia las calles de San Juan Ixhuatepec, en Tlalnepantla, Estado de México. Por ello, realizaron un operativo en dicho poblado para tratar de capturar a los presuntos delincuentes.

Sin embargo, los pobladores señalan que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, durante el operativo, golpearon a todas las personas que se encontraron a su paso e ingresaron a domicilios y comercios sin permiso ni justificación, lo cual ocasionó daños en propiedad ajena.

Un video muestra el momento en el cual varios policías rodean y agreden a un hombre que viste playera blanca. Después de unos segundos, el hombre cae y los uniformados continúan insultándolo y dándole golpes a pesar de que grita y llora. Se escucha como uno de ellos le dice: “a la policía se le respeta”.

En tanto, otro elemento de seguridad se dirige a un inmueble cercano mientras le grita a una persona que se meta. Al no hacer caso, el uniformado comienza a patear la puerta, logra abrirla y se mete.

Como protesta, vecinos bloquearon la autopista México-Pachuca, colocaron barricadas y quemaron algunas patrullas y motocicletas de la policía, así como varios pedazos de madera y cartones.

Dicho bloqueo, provocó caos vial en la zona. Incluso, se han suscitado algunos conatos de enfrentamientos debido a roces de la ciudadanía con los manifestantes.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad del Estado de México solicitó a la SSPCDMX dé los detalles de este ingreso a territorio mexiquense.