Pokemon Go es el parteaguas para el uso de la realidad aumentada, la cual se prevé que en cinco años sea tan común como el uso del teléfono celular, indicó el coordinador general del Laboratorio de UNAM Mobile de la Facultad de Ingeniería, Alejandro García Romero.

En entrevista con Notimex, explicó que "faltan cuatro años más para que una persona pueda adoptar en su día a día un proceso de realidad aumentada, los países con mayor acceso a la tecnología la podrían adoptar más pronto. La realidad aumentada está creciendo de una manera importante y en ese sentido se desarrollarán muchas aplicaciones”.

Argumentó que tendrá ventaja quien desarrolle la interfaz que permita interactuar en el mundo real y en el virtual sin dispositivos en manos del usuario.

"El elemento faltante para que la realidad aumentada llegue a muchos más mercados tiene que ver con la interfaz, por un lado Pokemon Go lo ha hecho a través del teléfono, en otros casos se ha hecho mediante unas gafas”

Añadió que el éxito de la realidad aumentada estaría en proponer una mejor interfaz, que no es ni el teléfono ni unas gafas, sino una especie de proyectores que a manera de hologramas puedan convivir en los espacios.

Consideró que el uso de Pokemon Go lleva al usuario a una realidad aumentada en la que la vida real se convierte en parte del mundo virtual, por lo que cuando se usa esta aplicación es más fácil perder conciencia del entorno.

En tanto, el académico de la facultad de Psicología, Óscar Alberto Clavellina López, refirió en entrevista que la realidad aumentada es buena cuando es aplicada en ciertos campos; sin embargo, su uso excesivo puede tener implicaciones sociales importantes.

"La realidad aumentada es buena como tecnología, en campos como la medicina o la educación, pero en el uso de la vida cotidiana me parece que es riesgoso porque se crea esta realidad alternativa, y al rato ésta se puede volver una patología en la que ya no es posible distinguir a una de la otra", señaló

A su vez, abundó que cuando el usuario se involucra tanto en un entorno real y virtual sus relaciones interpersonales podrían verse afectadas, así como sus capacidades de imaginar y crear.

"La cuestión de esta realidad aumentada y de los fenómenos adictivos implican un handicap en el desarrollo social humano, esto es el lenguaje que comienza a descomponerse al grado de no ocuparse, y lo que nos provoca el proceso de imaginación e inventivo es el lenguaje", dijo.

El académico explicó que para evitar la inexistencia de relaciones personales debido al uso de aplicaciones virtuales es importante procurar mantener contacto con otras personas y otros elementos que den lugar a la generación de nuevas apreciaciones del mundo.

"Una de las implicaciones sociales del exceso en el uso de la realidad aumentada es la individualización, para evitar esto hay que tener mucha lectura, mucha información, criticar e interactuar con los otros”.

Además, puntualizó que “es importante que haya más apapachos, besos, abrazos, pláticas, que haya tiempo para la interacción y que se agende bien el uso de la tecnología para tener otra apreciación del mundo, esto es hacer uso de la tecnología de forma sana".

El videojuego de realidad aumentada Pokemon Go desarrollado por la firma Niantic Labs revolucionó la manera de jugar desde principios de julio, aunado a que se posicionó entre las aplicaciones con un mayor número de descargas.

Este videojuego obliga a los usuarios a salir de casa y trasladarse a diversos puntos para atrapar Pokemones, ello mediante un mapa que indica la presencia de estas criaturas.

La finalidad es que los usuarios completen una colección de los mismos, o bien, que los entrenen para así librar batallas con otros jugadores.

Esta aplicación utiliza la interfaz del teléfono para que el usuario salga a la calle y capture a dichos personajes con la finalidad de divertirse.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...