San Salvador.- Tigres fue incapaz de manejar el marcador a favor y cayó 2-1 contra el club salvadoreño Alianza, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.
La primera media hora de juego fue dominada por los felinos, pero tuvo que ser en una jugada a balón parado que Juan Purata adelantó a los universitarios con un acrobático remate que dejó sin oportunidad al arquero.

En los primeros segundos del complemento, Carlos Salcedo cometió un garrafal error al querer despejar el esférico y golpeó a Óscar Cerén dentro del área, situación bien capitalizada por Felipe Ponce desde los once pasos.

La visita no logró reponerse y volvieron a ser castigados, ahora mediante Oswaldo Blanco, quien definió con sutileza ante el achique de  Nahuel Guzmán.

NTX