CUERNAVACA, MORELOS.- Con la llegada de vacaciones se incrementan los accidentes en el hogar, por ello el llamado a los padres de familia para tomar medidas preventivas.
Omar Beltrán Galindo, responsable estatal de Prevención de Accidentes en el Hogar de los Servicios de Salud de Morelos (SSM), lamentó que siete de cada diez accidentes ocurren al interior de las viviendas, lo que significa un gran riesgo, en especial durante los periodos vacacionales escolares.
“En vacaciones y fines de semana es más frecuente que los menores sufran accidentes, por ello es importante que previo a la vacaciones de verano los adultos tomen medidas preventivas al interior y exterior del hogar”, dijo.
Y es que las principales lesiones son caídas y quemaduras que se relacionan a la falta de supervisión de un adulto, comentó Beltrán Galindo durante la entrevista.
Señaló que es indispensable que los menores estén vigilados por un adulto de manera permanente, se debe asegurar puertas y ventanas, colocar barandales y mantener cerrado el acceso a la azotea con el fin de evitar caídas.
También que tengan supervisión mientras están en la alberca, “los ahogamientos son frecuentes debido al número de albercas y casas de fin de semana que hay”.
Otro consejo es mantener en sitios seguros y bajo llave productos tóxicos, para prevenir intoxicaciones, “se debe platicar con los niños para mantenerlos lejos de la cocina”.
Explicó que en caso de quemadura no se deben aplicar remedios caseros y deben acudir al médico de inmediato, lo mismo en las caídas.

Recomendaciones:

  • Evitar que los niños jueguen en la cocina o área de lavado.
  • Evitar que los mangos de las cazuelas o sartenes sobresalgan de las placas de la cocina.
  • Poner fuera del alcance de los menores, sustancias tóxicas o productos de limpieza.
  • Instalar pasamanos en lugares donde existan escalones.
  • Poner fuera del alcance medicamentos que puedan ser confundidos con dulces.
  • Supervisar cualquier juego que realicen con agua, especialmente en bañeras o contenedores que puedan provocar ahogamiento.
  • Mantener especial cuidado con juguetes de piezas pequeñas, monedas o grandes bocados de comida.

En caso de emergencia
Se deben comunicar al Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) a través del 01 800 849 4277, número que funciona las 24 horas.

Por: Marcela García /  [email protected]