compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Sólo tres por ciento de los exhortos que el Congreso hace a los presidentes municipales y a otras autoridades son atendidos, dijo el diputado Julio Espín Navarrete, quien insistió que la legislatura debe reformar la Ley Orgánica Municipal y la Ley Orgánica del Congreso para que los ediles estén obligados a responder sobre lo que se les requiere.
Es decir, el legislador por Nueva Alianza plantea que los exhortos dejen de ser “llamados a misa” para quien están dirigidos.
La propuesta para reformar dichos ordenamientos fue presentada al Pleno por el diputado Julio Espín desde noviembre de 2015 y turnada a comisiones.
En la sesión de esta semana, en la que sus compañeros debatieron sobre un punto de acuerdo para exhortar al alcalde de Cuernavaca a que evite la venta indiscriminada en alcohol, el aliancista estuvo de acuerdo con el llamado, pero les recordó a sus homólogos que de nada sirve el debate y el exhorto, si los presidentes municipales no los atienden.
Dijo que del total de los acuerdos que el Pleno aprueba para solicitar información o pedir a los ediles que cumplan y hagan cumplir el marco jurídico que regula la vida municipal, sólo dos o tres por ciento son respondidos.
Conminó a los diputados de las comisiones a las que fue turnada la iniciativa a que concluyan el análisis y presenten el dictamen al Pleno para que sus integrantes lo voten y, en su caso, lo aprueben.
Espín Navarrete planteó que los exhortos sean vinculatorios, es decir, que los destinatarios estén obligados por ley a remitir al Poder Legislativo una respuesta y no simplemente dejarlos que se empolven sobre los escritorios y después sean tirados a la basura. 

‘Llamados a misa’ 
La respuesta puede ser afirmativa o negativa, pero Julio Espín, señaló que lo importante es que las autoridades dejen de ser omisas ante los exhortos del Congreso local.

3% de los exhortos son atendidos por los alcaldes.

 

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]