Los pedidos de comida a domicilio se han vuelto muy populares en tiempos de COVID19, por lo que se han suscitado casos en que los que los clientes, lejos de recibir lo que piden, se encuentran con alguna desagradable sorpresa. Tal es el caso de Alique Perez, una mujer filipina que al ordenar pollo frito a domicilio recibió una toalla.

“Ordenamos a domicilio de Jollibee, pedí pollo para mi hijo, pero mientras intentaba que le diera una mordida me resultó imposible siquiera rebanarlo. Traté de abrirlo con mis manos y para mi asombro era una toalla frita”, señaló en Facebook.

 

No es la primera vez que clientes se quejan de que objetos extraños aparecen en sus alimentos, pero nunca antes había significado un problema tan grande para esta rama de la cadena de comida rápida Jollibee Foods Corporation. 

Después de que la publicación, que muestra a la toalla frita servida como pollo, se viralizara, el restaurante cerró temporalmente esa sucursal.

En una declaración del 3 de Junio, Jollibee dijo que la compañía estaba “profundamente preocupada” por el incidente y que llevarán a cabo una investigación rigurosa; la sucursal podría ser multada con 100 mil pesos Filipinos, equivalentes a unos 30 mil pesos mexicanos, y ser obligada a dejar de operar por un mes.

Las personas mostraron su indignación en redes sociales a través de sus comentarios: “Esto es muy triste e inaceptable” dijo una usuaria. “Claro que utilizan el mismo aceite para todo, imaginen cuánto pollo fue frito junto con esa toalla”, comentó otro internauta. ​

Aunque también hubo quien arremetió contra la afectada por esta situación, por ejemplo: “No aceptaste el reembolso porque sabías que podías sacarles más dinero” y “No lo haces por indignación , ya te conseguiste un abogado y demandas para ver cuánto dinero les puedes sacar”. 

Además, como siempre en redes sociales, hubo quien lo tomó con humor: “Hoy eso y mañana seguro una agujeta de zapato”, “Parece que ya no me gusta Jollibee” y “Las toallas son deliciosas aún sin empanizar”.

Destaca que la mujer se quejó efusivamente en su cuenta de Facebook: “Esto es tan asqueroso y vergonzoso. Hay una primera vez para todo y esta es la peor primera vez de todas”.