Cuernavaca, Morelos.- Morelos continúa teniendo un rezago de vivienda del orden de 150 mil unidades, para todos los segmentos de la población, pero mayoritariamente para la clase trabajadora, que no podrá ser resuelto con la reserva territorial del estado.

Lo anterior lo confirmó el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda (Canadevi), delegación Morelos, Valdemar Arista, quien coincidió con el Gobernador del Estado, Graco Ramírez, en que el sector de la vivienda tuvo en los últimos años un crecimiento desordenado y anárquico que no contribuyó a satisfacer la demanda de casas-habitación.

Valdemar Arista dijo: “Coincidimos con el Gobernador en que hubo excesos”, pero agregó que a partir de este sexenio y con el Plan Nacional de Desarrollo y el Plan Nacional de Vivienda, la situación se está corrigiendo.

Señaló que política federal establece como intención y estrategia el limitar el crecimiento de las ciudades, que en los últimos 40 años ha sido diez veces superior al aumento de la población, que sólo ha crecido un tres por ciento.

Dicha política, puntualizó, tiene como fin contener el crecimiento de las urbes e incrementar las densidades poblacionales, construyendo dentro de los polígonos urbanos.

Añadió que la política del gobierno perredista, de frenar los desarrollos inmobiliarios en lugares aislados y sin infraestructura, coincide plenamente con la estrategia federal.

En ese sentido, dijo que los industriales de la vivienda respaldan y están de acuerdo con la determinación del Mandatario local, de poner orden y exigir que los constructores se apeguen a la normatividad para edificar nuevas viviendas.

“Estamos trabajando con los nuevos lineamientos y con mesas de trabajo con el sector público para poder detonar los proyectos”, señaló durante la entrevista.

Con esta visión, planteó que la industria sigue en auge, porque es un sector importante que invierte entre 8 y 10 mil millones de pesos por año, y genera entre 80 y 100 mil empleos en Morelos.

Aclaró que el reto es subsanar el rezago de 150  mil casas habitación que hay, con déficit en todos los tipos, pero principalmente de la vivienda barata para los trabajadores.

El representante dijo que los empresarios de la industria de la construcción ya conocen la reserva territorial del estado, y consideró que ésta no contribuirá de manera sustancial a resolver el problema de la vivienda que hay.

Indicó que se trata de pequeños lotes que no funcionarían para desarrollos inmobiliarios, muchos de los cuales, han sido donados al gobierno por los propios constructores, como parte de los requisitos que impone la ley.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...