CUAUTLA, MORELOS.- Con una petición de clausura y la probabilidad cada vez más cercana de una intervención de la Fiscalía General de la República (FGR), la iglesia cristiana La Vid, de Cuautla, se encuentra en riesgo de desaparición con una estela de probables delitos.

El negocio con membrete de congregación religiosa que pastorean Vicente, Ebelia (“Bella”) y su operadora financiera Lesem, está señalado no solo ante la FGR, sino también en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Gobernación por sus oscuras operaciones.

Por los delitos de lavado de dinero (Art. 400 Bis), asociación delictuosa (Art. 164 Bis) y fraude (Art. 386, todos del Código Penal federal), así como el de evasión fiscal (Art. 108 del Código Fiscal), los pastores son sujetos de diversas carpetas de investigación policiaca.

De acuerdo con fuentes allegadas al proceso judicial, las indagatorias corren en tres rutas de forma simultánea, siendo base la relativa a la operación y usufructuo de una organización con membrete religioso que no tiene registro ante la Secretaría de Gobernación.

Dado que tampoco se maneja como sociedad anónima o con otra identidad fiscal por actividad de asociación religiosa, se le imputa la evasión fiscal, toda vez que tampoco está como contribuyente aunque sus operaciones generan ingresos, por cierto, millonarios.

En razón de que los dineros que percibe no son reportados en montos ni frecuencia, se abre también la probabilidad de blanqueo o lavado de dinero, en lo también interviene la UIF, toda vez que además involucra bienes inmuebles y otros como vehículos de diversos tipos.

En descargo de esto último, hay testimonios de que la actividad de la iglesia La Vid no genera ingresos a los pastores Vicente, Ebelia y Lesem, sino la compra-venta de vehículos automotores, lo que también supone la configuración de otros delitos como la asociación delictuosa y el fraude.

De cierto, la investigación policiaca se robustece mediante un testimonio de que Vicente da “hit” en los registros de la Fiscalía Regional Oriente local debido a una detención por una camioneta con reporte de robo en proceso de comercialización.

Entre sus más cercados feligreses, se explica que su posición económica se debe principalmente al manejo de lotes de vehículos y una inmobiliaria, que en todo caso serían empresas fachada para la comisión de diversos delitos.

A la luz de los avances en las investigaciones ministeriales y personal otras dependencias federales, no se descarta que en cualquier momento la presentación de elementos policiacos la iglesia de La Vid, ubicada en la calle Retirada de Calleja 5, centro de Cuautla.

Sin publicidad

Desde hace meses, La Vid cerró sus cuentas en las redes sociales.

Por STAFF DDM / local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado