Similar a la historia de Hachiko, la cual se llevó a la pantalla grande, a las afueras de un hospital en Nuevo Laredo, Tamaulipas un perro espera a su dueño, el cual murió hace un mes debido a las complicaciones que tuvo tras contraer Covid-19.

El can fue bautizado con el nombre de "Covito", y se ha viralizado en redes sociales tras darse a conocer su historia. 

Este perro se ha ganado el corazón de las personas que frecuentan el hospital Solidaridad de Nuevo Laredo, ya que a pesar de que a veces abandona unas horas el hospital siempre vuelve y se para a la entrada del nosocomio.

De acuerdo con el portal EfectoTV, el personal médico, de seguridad, así como pacientes diariamente le llevan comida, además de que le tomas fotos, pues el perro es noble y cariñoso. 

Asimismo trabajadores relataron que "Covito" corre hacia las personas que salen del hospital, creyendo que se tratará de su dueño, pero el ya falleció. Mientras tanto, escolta a las enfermeras y demás trabajadores, duerme sobre un cartón y ha adoptado una vida semi callejera.

Los vigilantes del edificio incluso han tenido que advertir que no se trata de un perro callejero y que no hace falta llamar a la perrera municipal.