Una tierna historia en China. En los últimos días, se ha viralizado uno de los sucesos que ha conmovido a más de un millar de personas. “Hachiko de Wuhan”, como lo han apodado los internautas, es un perro que lleva esperando más de 3 meses a su dueño, sin saber que este falleció a causa de la covid-19.

Las fotos de esta adorable mascota no tardaron en convertirse en tendencia mundial y han traspasado fronteras, siendo vistas en México, España, Estados Unidos, entre otros países. A continuación, te contamos la historia del entrañable cachorro.

 

 

 

Xiobao (Pequeño Tesoro), según medios extranjeros, acompañó a su dueño al hospital Taikang, ubicado en Wuhan, ya que tenía síntomas de coronavirus. El animal esperó y esperó en el vestíbulo del centro hospitalario, sin embargo, su amo nunca salió de la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Nunca salió del hospital, fue increíblemente conmovedor y tan leal. Aunque Xiobao no puede hablar, entendemos que definitivamente todavía está buscando a su dueño”, manifestó Wu Cuifen, propietaria de una tienda cercana al Hospital Taikang.

Después de que el personal de salud de dicho nosocomio se enterara de esta situación, se conmovieron hasta las lágrimas por Xiobao, quién aún seguía esperando a su dueño fallecido. No obstante, no se quedaron de brazos cruzados y decidieron cuidarlo y alimentarlo.

“El amor entre un hombre y un perro es un idilio. En él no hay conflictos, no hay escenas desgarradoras, no hay evolución”.

Pero no todo fue color de rosa. Al verlo sin conocer su historia, muchos vecinos se quejaron de él, por lo que la Asociación para la Protección de Pequeños Animales decidió llevarlo a su albergue para que encuentre una nueva familia.

En medio de esta escenario, Wu Cuifen se enteró de su caso y decidió darle un espacio donde vivir temporalmente. Las redes sociales se inundaron de buenos mensajes con la buena mujer y esperan que el perrito nuevamente encuentre un hogar en medio de esta pandemia mundial.