La mañana de este miércoles, la compañía Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció una operación de pago y refinanciamiento de su deuda. Esta operación abarca un monto equivalente a 5 mil millones de dólares que procederá de una capitalización del Gobierno Federal destinada a una disminución del saldo de la deuda de la empresa.

Con el propósito de fortalecer las finanzas de la empresa y bajo el principios de endeudamiento neto de ser en términos reales, anunció la siguiente operación en los mercados internacionales de deuda.

La operación está organizada por tres segmentos:

1. El Gobierno Mexicano ejecutara una inyección de capital a Pemex equivalente a 5,000 millones de dólares, dichos recursos se emplearan para el prepago de los bonos de la parte corta de la curva de vencimientos entre 2020 y 2030.

2. Una nueva emisión de plazos de siete, diez y treinta años que se utilizará para el refinanciamiento de la deuda corto plazo.

3. Finalmente un canje de bonos para proporcionar apoyo complementario a los vencimientos de parte cortar, intermedia larga de la curva con el fin de suavizar el perfil de vencimientos.

De acuerdo con el comunicado, los recursos provenientes de esta operación se utilizarán para asegurar a Pemex una baja en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, disminuir vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la institución, lo anterior a fortalecer la posición financiera de Pemex, en línea con lo establecido en su Plan de Negocios.

La empresa azteca anticipa que la operación cuenta con la colaboración de inversionistas de Estados Unidos,  Europa, Asia y México, los agentes colocadores de este instrumento son Goldman Sachs, J.P. Morgan, Citi, HSBC, Mizuho, Crédit Agricole y Bank of America.