La artista Patricia Murillo, inauguró una restrospectiva, en la que incluyó una o varias piezas de cada colección que ha elaborado, siendo alrededor de 30 las que conforman esta muestra. Murillo ha realizado trece exposiciones individuales, en las que destacan animales, sirenas, flores, ciudades imaginarias, quimeras y códices; sus cuadros sobre ADN son abstractos y expresan su pasión por llegar al fondo de las cosas. 

La exposición “Diálogo entre el olvido y la memoria” es una recopilación de su obras más relevantes, por lo que se establecieron cinco centros magnéticos para agrupar su trabajo, en el que destaca “Ciudades Imaginarias”, una exhibición en trilogías, en la que la ciudad es una representación de una utopía, que se complementa con una mirada celular a su ADN y, finalmente, un códice que encripta el saber sobre la substancia y secretos del elemento constitutivo de la ciudad; las cuatro obras restantes son “Animales, Flores y Sirenas”, “Circo”, “Ex votos” y “Tiempo”. 

El Museo de Arte Indígena Contemporáneo fue la sede de esta increíble recopilación de obras, las cuales fueron apreciadas por los asistentes, quienes ansiosos esperaron el momento en el que abrieron las puertas del recinto para disfrutar de ellas, además de acercarse a la artista para hacerle algunas preguntas y tomarse una foto con ella.