CUERNAVACA, MORELOS .- Los restauranteros demandan a las autoridades el avance al semáforo verde para la reactivación real del sector. 

La representante del gremio en la entidad, Griselda Hurtado Calderón, dijo que a pesar de que este fin de semana hubo un repunte de las ventas de entre 20 y 30 por ciento, los negocios siguen operando al 50 por ciento de su capacidad. 

Debido a eso aclaró que no se puede hablar aún de una reactivación, sino hasta que la operación regrese a la normalidad y a los niveles de ventas que había hasta antes del inicio de la emergencia sanitaria por el COVID-19. 

La dirigente indicó que muchos negocios no han logrado un balance entre sus ingresos y egresos debido al desplome de la actividad económica en casi todo 2020, y al acumulamiento de pasivos, desde renta, hasta impuestos. 

A lo anterior, señaló que se ha sumado el aumento del gas y el de los productos de la canasta básica, en porcentajes alarmantes de 30 y seis por ciento, respectivamente. 

Esta situación provocó que unos 30 negocios, algunos con gran tradición, hayan cerrado de forma definitiva, y que otros, se mantengan en ese riesgo, ante la postergación del semáforo verde que ha habido para Morelos. 

Consideró que otro factor que ha afectado al gremio es la venta de comida de manera informal, la cual se disparó en los últimos meses, tal como lo confirmó el propio ayuntamiento, como resultado del cierre de empresas formales y la pérdida de empleos. 

Aquí, la representante incluyó el aumento de venta de comida a través de las redes sociales, un fenómeno que no es posible regular hasta el momento, pero que, en fechas conmemorativas, como la del Día de las Madres, puede quitarles a los restaurantes formales hasta un 30 por ciento de venta, apuntó. 

Aumentos. Griselda Hurtado destacó el aumento de  precios del gas y de la canasta básica en forma alarmante.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ  / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com