Este lunes 8 de febrero, Facebook anunció que a partir de hoy, censurará cualquier información falsa sobre el COVID-19 y las vacunas, que los usuarios compartan en grupos, páginas o en sus cuentas personales, y prohibir todo aquello que sea desmentido por las autoridades sanitarias.

Así, a partir de hoy, se eliminarán comentarios, hasta ahora permitidos en la red social y en Instagram, acerca de que el COVID-19 fue creado por humanos, que las vacunas no son efectivas, que son más peligrosas que la enfermedad en sí o que son tóxicas, peligrosas y causan autismo, etc.

Estas prohibiciones, además, no incluyen únicamente las vacunas contra el COVID-19, sino que abarcan todas en general, de manera que se censurará cualquier comentario del movimiento antivacunas.

“Empezaremos a aplicar esta política con carácter inmediato, centrándonos especialmente en las páginas, grupos y cuentas que no respeten estas reglas, y seguiremos ampliando la vigilancia en las próximas semanas”, indicó la empresa en un comunicado.

Hasta ahora, Facebook prohibía los anuncios pagados que defendiesen teorías de este tipo y desde diciembre suprimía algunos comentarios que contuviesen información falsa sobre la vacuna de la COVID-19, pero el cambio de este lunes implica, en la práctica, una política de tolerancia cero con respecto a esta cuestión.

Desde la firma que dirige Mark Zuckerberg, aseguraron que antes de adoptar esta nueva política mantuvieron conversaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con “organizaciones sanitarias de primer nivel”.

En paralelo, la empresa de Menlo Park en California, EE.UU., anunció una campaña informativa online para indicar a la gente dónde y cuándo se puede vacunar (una operación similar a las que lleva a cabo para informar del proceso de votación en las elecciones) y se comprometió a donar 120 millones de dólares en créditos publicitarios a Gobiernos y organizaciones para que informen sobre las vacunas.

A su vez, Facebook dio a conocer los resultados de una encuesta llevada a cabo entre usuarios de la plataforma a mediados de enero, según la cual el 85% de los internautas españoles estaría dispuestos a recibir la vacuna de COVID-19.