Es normal sentirse triste y abrumado cuando se termina abruptamente una relación, lo que no lo es es llegar a extremos y afectar a terceros.

Recientemente se dio a conocer que en un salón de belleza de Montevideo, Uruguay, un hombre con dos armas de fuego secuestró a 14 personas -entre ellas su pareja quien trabaja en el local- durante más de cuatro horas.

¿La razón? Vengarse de un supuesto caso de infidelidad. Según sus declaraciones transmitidas en vivo por redes sociales, estaba dispuesto a matarla, matar a los demás y luego quitarse la vida.

¿Y ahora? ¿Y ahora? Ahora nos vamos a morir, nos vamos.", dijo.

Una mujer y una niña lograron salir del lugar en ese momento, según puede observarse en un vídeo grabado por vecinos de la zona. 

De acuerdo con información de medios locales, tras una larga negociación el agresor finalmente se entregó a la policía y nadie salió lastimado.