Culiacán.- A pesar de reponerse de un 0-2 en contra y acabar 2-2 con los Dorados, en el Club Atlético Zacatepec el sabor de boca es amargo, pues consideran que pudo haberse ganado el duelo.

Lo anterior lo señaló su estratega Ricardo Valiño, quien consideró que ajustaron bien tras los primeros minutos de juego donde iban ya abajo en el marcador 2-0.

“Nos vamos con el mal sabor de boca, tuvimos muchas opciones claras y nos faltó un poquito de efectividad para podernos llevar el triunfo. Salvo por los primeros 20 minutos donde sentía que el equipo, sobre todo en los momentos de presión estaba un segundo atrasado en la jugada. El primer gol es un rebote y en el segundo gol no achicamos”.

“Creo que ajustamos en el momento justo, ajustamos el sistema, pasamos de jugar con dos atacantes por el centro y en el segundo tiempo ya pasamos a jugar con el 4-2-4, con dos tipos bien abiertos como fue Taborda y Cardozo y luego -Taborda y Moreno”, dijo.

Valiño sabe que el Zaca debe ir mejorando en lo que resta del torneo. Lo destacable fue que sus pupilos jamás bajaron la cabeza pese a estar en desventaja.