El papa Francisco reconoció la actitud en solidaridad de los mexicanos durante el paso de las caravanas migrantes con destino a Estados Unidos.

Jaime del Arenal Fenochio, embajador de México en el Vaticano, detalló que el sumo pontífice “mostró su preocupación por la caravana migratoria que está cruzando el país”. 

Asimismo, se pronuncia “complacido” con la actitud del pueblo mexicano hacia el fenómeno y dijo poner especial atención al rol de la Iglesia local.

No obstante, el embajador no se pronunció sobre la ola de protestas y violencia en el estado de Tijuana.

“También me dijo que estaba pidiendo a la virgen de Guadalupe por el pueblo de México. Me garantizó que iba a seguir rezando por México, yo le insistí que rezara por nuestro país, por nosotros. Al final, muy enfáticamente me pidió: por favor, recen por mí“, indicó Fenochio.

Cabe destacar que el enviado eclesiástico concluirá en pocos días su misión como embajador, asegurando que deja la relación entre México y el Vaticano “en muy alto nivel”.